Tratamiento de la epilepsia en Murcia

EPILEPSIA

¿A QUIEN AFECTA?

La epilepsia consiste en la aparición repetida de crisis epilépticas que pueden provocar convulsiones y pérdida de conocimiento. Esto se debe a una actividad anormal y excesiva de grupos de neuronas de la corteza cerebral, que producen descargas eléctricas sincrónicas.
Se calcula que en España hay unos 400.000 pacientes con epilepsia. El 57% de las crisis epilépticas son parciales. Y más del 60% de los síndromes epilépticos son síndromes focales.


SÍNTOMAS

Se considera una crisis epiléptica a una alteración brusca y transitoria causada por la actividad anormal de neuronas, que puede causar sensaciones, emociones y comportamientos extraños, espasmos musculares y pérdida del conocimiento.
Cada zona del cerebro se encarga de una función específica. Hay partes relacionadas con la actividad motora, sensitiva, visual, memoria, etc. Los síntomas y/o consecuencias de estas crisis van a estar en relación con la función del córtex cerebral implicado en la descarga.


DIAGNÓSTICO:

La epilepsia consiste en la predisposición a sufrir crisis epilépticas repetidas. Una persona tiene epilepsia cuando ha tenido dos o más crisis epilépticas no provocadas, o una sola crisis no provocada con alto riesgo de tener otras posteriores o por que se le diagnostique un síndrome epiléptico concreto.


Existen dos tipos de crisis epilépticas: Las crisis generalizadas y las crisis focales.


 

CRISIS GENERALIZADAS DE EPILEPSIA

Crisis generalizadas: la descarga epiléptica afecta al mismo tiempo a toda la superficie del cerebro. Dentro de estas, las más frecuentes son:


  • Crisis generalizada tónico-clónica: aparece una pérdida brusca del conocimiento que se inicia con rigidez de todo el cuerpo (fase tónica) y después movimientos rítmicos de todo el cuerpo (fase clónica). Son las crisis epilépticas más llamativas y aparatosas. Durante estas crisis pueden producirse mordedura de la lengua, pérdida de control de esfínteres, y la persona se puede hacer daño debido a una caída brusca en caso de estar por ejemplo de pie. Al finalizar, la persona se va recuperando poco a poco, en varios minutos.
  • Crisis generalizada de ausencia: la persona presenta durante unos pocos segundos la mirada fija y está absorta e inmóvil, con el conocimiento perdido. En ocasiones pueden producirse parpadeo, movimientos oculares y de otras partes del cuerpo. La recuperación es muy rápida, por lo que esto junto con su corta duración, hace que puedan pasar desapercibidas. Es frecuente su inicio en la niñez o adolescencia y si se repiten pueden producir dificultades atencionales y de aprendizaje.
  • Crisis generalizada mioclónica: en esta crisis se produce una sacudida brusca instantánea de todo el cuerpo o de una parte del cuerpo, sobre todo de los brazos. Puede provocar la caída al suelo o de objetos que se tengan en las manos. En ocasiones el propio paciente puede no darle importancia al ser breve. Y si son leves, pueden pasar desapercibidas para el entorno.
  • Crisis generalizada atónica: en este tipo de crisis epiléptica, se pierde de forma brusca el tono muscular por lo que la persona cae de forma brusca. Se acompaña de una pérdida de conciencia durante unos pocos segundos, tras los cuales la persona se suele recuperar rápidamente. Lo frecuente es que se acompañen de otro tipo de crisis epilépticas.

CRISIS EPILÉPTICAS FOCALES

Crisis focales: la descarga epiléptica comienza en una parte del cerebro. Los tipos de crisis parciales o focales más frecuentes son las siguientes:


  • Espasmos epilépticos: aparecen en bebés, y son raros tras el segundo año de vida. Cuando ocurren, el niño realiza una flexión o extensión brusca del cuerpo y de la cabeza durante unos breves segundos. El Síndrome de West es el que más se ha relacionado con este tipo de crisis.
  • Crisis focales con semiología motora: en estas crisis no se produce pérdida o alteración del conocimiento. Consiste en síntomas motores que se traducen en sacudidas rítmicas de una parte del cuerpo durante segundos o minutos. Otras crisis de este tipo pueden producir sensaciones o emociones anormales para la persona, que es la única que las percibe. Pueden también ser sensitivas y que aparezca un hormigueo intenso en una zona del cuerpo, o visuales, apareciendo alucinaciones visuales o visualización de luces durante un breve periodo de tiempo. Son mucho menos frecuentes las olfativas o gustativas.
  • Crisis epiléptica con semiología discognitiva: se acompaña de alteración del conocimiento, pero sin perder el tono muscular. La persona se queda inmóvil durante varios segundos o unos pocos minutos, sin responder al entorno. Es muy frecuente que lleve a cabo actos automáticos con la boca o las manos (por ejemplo movimientos de masticación, abotonarse, etc). Poco a poco va recuperando el conocimiento, pero aparece un estado de confusión mental que le puede durar varios minutos.
  • Crisis focal con generalización secundaria: en este tipo de crisis se produce una evolución de crisis epiléptica parcial simple o compleja a crisis convulsiva que afecta a toda la superficie cerebral, pasando a ser bilateral (se ven afectados los dos hemisferios cerebrales).

TRATAMIENTO DE LA EPILEPSIA EN MURCIA

El neurólogo es el médico especialista en tratar la epilepsia. Actualmente se disponen de diversos tratamientos para el control de esta enfermedad. Del 75-80% de los pacientes con epilepsia se controlan bien con la medicación durante los dos primeros años tras el diagnóstico. Entre un 10-15 % de estos casos se controla con la asociación de varios fármacos antiepilépticos.
Se calcula que entre el 8-33% de las epilepsias no se controlan con tratamiento farmacológico, por lo que hay que considerar tratamientos alternativos como la dieta cetogénica o cirugía de la epilepsia. A esta epilepsia se la conoce como farmacorresistente.


APRENDER MÁS SOBRE LA EPILEPSIA

En este vídeo de la Sociedad Española de Neurología se explica qué es la epilepsia, por qué se produce, qué tipos de crisis epilépticas existen, etc.

PUEDES RELLENAR EL SIGUIENTE FORMULARIO DE CONTACTO PARA SOLICITAR UNA CITA PREVIA.

Si desea solicitar una cita en Mentsalud, seleccione la fecha que desea y rellene el formulario con sus datos personales, en cuanto nos sea posible le confirmaremos la cita vía email y telefónica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies