¿Existe la Depresión Navideña?

Tesis Doctoral Cum Laude
20 diciembre, 2016
Autismo en el cine
26 diciembre, 2016
Mostrar todos

En estas líneas, nuestra Psicóloga Marta Rubio, nos explica por qué es relativamente frecuente que en estas fechas aparezcan sentimientos de añoranza, tristeza o melancolía.

La Navidad es la época del año donde más exaltación de la alegría y las celebraciones se puede dar. Sin embargo, esta época de luces, música, regalos y buena comida, tiene tantos adeptos como detractores. Pero…¿Es motivo realmente para deprimirse?

La Navidad está indiscutiblemente ligada a la familia. Desde niños, se nos van marcando estos días en el calendario, como un tiempo de reuniones familiares y  de celebraciones con amigos. Por eso, cuando crecemos y esas circunstancias familiares y personales cambian, estos días de alegrías y celebraciones, se convierten en una de las fechas más tristes del año.

Vemos a nuestro alrededor anuncios de gente feliz, fiestas, celebraciones callejeras constantes  y gente divirtiéndose, que al compararlas con una situación personal dolorosa o de pérdida, hacen más patente y más intenso si cabe ese dolor.

En la medida en la que faltan los seres queridos, más se va perdiendo ese sentido de las celebraciones colectivas. Cuando faltan miembros cercanos de la familia, cuando el trabajo los ha tenido que separar, cuando nuestras circunstancias personales cambian, o cuando existen disputas o rupturas familiares, nos invade una melancolía y una tristeza que puede cumplir con los criterios de una depresión.

Con la  llegada del Año Nuevo, también se produce cierto sentimiento de tristeza y melancolía, son días para reflexionar sobre el año vivido, valorar los cambios y los proyectos realizados, y en la medida en que ese balance entre los hechos positivos y negativos se decanta más hacia lo negativo, más nos invade esa tristeza, frustración y melancolía.

Sin embargo, aunque nos invada esa tristeza de forma muy intensa, ¿podemos llamar a esto depresión? La respuesta es no. La depresión puede estar causada por muchos motivos, exógenos y endógenos, pero siempre está determinada por una serie de criterios diagnósticos, con una sintomatología muy diversa e intensa, y que deben estar presentes al menos, durante dos semanas seguidas. Por lo tanto, una tristeza puntual y ligada a las situaciones sociales y familiares de nuestro alrededor, no podemos llamarla depresión, sino más bien, añoranza, melancolía o tristeza. Estas son emociones naturales en el ser humano, y que sirven para recordarnos otras épocas felices de nuestras vidas.

Como en todo, hay muchas maneras de enfrentarse a la tristeza que puede producir la Navidad, dependiendo de las causas que la produzcan. Conocer nuestros sentimientos, saber que están ahí y que nos van a acompañar, es una forma positiva para tratar de asimilarlos. Y lo más importante de todo, podemos recordar que la Navidad, como tal, es un espacio temporal, pasajero.

Con el deseo de que vuestro balance sea positivo y vuestra vivencia de la Navidad sea lo más grata posible, desde Mentsalud os deseamos una Feliz Navidad y un Feliz Año Nuevo.
MentSalud
MentSalud
Clínica de Psicología y Psiquiatría MENTSALUD. Disponemos de un equipo de profesionales multidisciplinar: psicólogos, psiquiatras y neurólogos. Situada en pleno centro de Murcia, disponemos de unas extensas instalaciones para tratar a nuestros pacientes.

Comments are closed.