Más allá de la timidez

Experto en Psiquiatría en Murcia
20 AÑOS EN 10 MINUTOS: Trayectoria del Dr. Salmerón
19 diciembre, 2018
tratamiento de adicciones murcia
Tratamiento psicológico con Realidad Virtual
8 enero, 2019
Mostrar todos
Psicología Infantil en Murcia

¿QUÉ DIFERENCIA EXISTE  ENTRE TIMIDEZ, INTROVERSIÓN Y EL TRASTORNO DE ANSIEDAD SOCIAL?

La timidez puede ir desde la sutil torpeza en las interacciones sociales hasta el evidente sonrojo y la repentina incapacidad para hablar con otras personas. A veces los llaman raros, aburridos e incluso maleducados. La timidez interfiere en el contacto social por miedo al rechazo.

No se debe confundir la timidez con la introversión. Las personas introvertidas suelen ser reflexivas y se sienten cómodas si están en un segundo plano y pueden evitar situaciones sociales complejas. Sin embargo, las tímidas desean la actividad social, pero tienen que luchar con sus miedos que a menudo tienen una repercusión física, mental y social muy elevado. La percepción errónea de la timidez como aparente seriedad, rudeza o indiferencia afecta a las personas tímidas, pero de hecho generalmente quieren socializar.

Patologizar la timidez no beneficia a quienes reciben esta etiqueta o a aquellos que padecen trastorno mental grave y que necesitan todos los recursos y la atención necesaria, como por ejemplo el Trastorno de ansiedad social, también conocida como Fobia social, que va mucho más allá de una simple timidez.

La ansiedad social es el miedo a ser juzgado y evaluado negativamente por otras personas, lo que lleva a sentimientos de inadecuación, inferioridad, timidez, vergüenza, humillación y en ocasiones a depresión y consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas.

Existen dos tipos de ansiedad social:

  • Específica: miedo a hablar frente a un grupo.
  • Generalizada: la persona está ansiosa, nerviosa e incómoda en casi todas las situaciones sociales.

Las personas con este trastorno suelen experimentar mucha angustia en situaciones como estas:

  • Ser presentado a otras personas
  • Sentirse molestado o criticado
  • Ser el centro de atención
  • Que lo observen mientras hace algo
  • Relacionarse con personas importantes
  • Los encuentros sociales, especialmente con extraños
  • Las relaciones interpersonales, ya sean amistosas o románticas

Las manifestaciones fisiológicas que acompañan a la ansiedad social incluyen aceleración del corazón, rubor, sudoración excesiva, sequedad de garganta y boca, temblor, tragar con dificultad y tensión muscular, especialmente en la cara y el cuello

El trastorno de ansiedad social puede tener un impacto devastador en el desempeño académico, el éxito laboral, la independencia financiera o las relaciones personales y a menudo lleva a un estilo de vida aislado. Sin tratamiento adecuado, el trastorno de ansiedad social puede durar muchos años o toda la vida e impedir que una persona alcance su máximo potencial.

¿CÓMO EDUCAR A LOS NIÑOS CON HABILIDADES SOCIALES?

La niñez es el momento en que las habilidades sociales se desarrollan. Esto ocurre para hacer frente a los desafíos de la adolescencia y la vida adulta. Los niños que sufren de timidez frecuentemente no desarrollan comportamientos sociales apropiados y adaptados. A medida que crecen, pueden acostumbrarse a tener miedos sociales. Pueden construir una vida basada en la evitación con el riesgo de desarrollar un trastorno de ansiedad social.

Algunas recomendaciones para padres y cuidadores sobre cómo ayudar a los niños tímidos:
  • Reconozca y valore integralmente al niño, sus fortalezas, sentimientos e intereses
  • El comportamiento tímido no debe definir al niño. Una vez que un niño lleva la etiqueta de temeroso o tímido, es difícil de superar. Cuidadoso o cauteloso son términos y características más positivos
  • Respete el nerviosismo y la ansiedad del niño y no intente minimizarlo ni reaccionar de manera exagerada. (Importante: No lo ponga en evidencia).
  • No proteja al niño contra personas o situaciones nuevas. No trate al niño como si fuera frágil o vulnerable. Reconozca que simplemente necesita un poco más de tiempo para adaptarse a la situación y asumirla a su propio ritmo. No debe de haber una sobreprotección a las situaciones normales.
  • Genere situaciones sociales con familiares, amigos, o grupos pequeños para ayudar a los niños a practicar las habilidades sociales en un entorno seguro.
  • Organice actividades lúdicas para ayudar a los niños tímidos a practicar sus habilidades sociales y hacer nuevos amigos.

 

MentSalud
MentSalud
Clínica de Psicología y Psiquiatría MENTSALUD. Disponemos de un equipo de profesionales multidisciplinar: psicólogos, psiquiatras y neurólogos. Situada en pleno centro de Murcia, disponemos de unas extensas instalaciones para tratar a nuestros pacientes.

2 Comments

  1. Placida Negron dice:

    Demasiado bueno y de gran conocimiento y ayuda para los padres y personas en general. Agradezco esta iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *