La escucha activa: qué es y cómo desarrollarla

Rapport
Qué entendemos por Rapport y por qué es tan importante:
3 noviembre, 2020
DUELO Y COVID 19
Duelo y COVID-19
9 noviembre, 2020
Mostrar todos
escucha activa

No es lo mismo ver que mirar. Siguiendo esta línea, no es lo mismo oír que escuchar. La escucha activa, tal y como indica su nombre, se refiere a la práctica de escuchar activamente. Y sí, se puede entrenar. La escucha activa requiere de nuestra capacidad de concentración y atención y de respetar una serie de reglas básicas:

  1. Evitar interrupciones
  2. Mantener el contacto visual
  3. Adaptar la expresión facial al mensaje que estamos recibiendo
  4. Entre otras.

Aunque parezca fácil, los problemas cotidianos y las demandas de la vida diaria nos ocupan gran parte de nuestra atención. Esto dificulta enormemente la capacidad de llevar a cabo una escucha activa. Además, solemos hablar más de lo que escuchamos, ávidos de comunicar lo que sentimos y pensamos.

Estrategias para desarrollar la escucha activa:

  • Practica tomando nota de tus errores. Generalmente, estamos más pendientes de aguardar el momento para dar nuestra opinión durante la conversación que del mensaje que la otra persona nos está mandando. La escucha activa, como decíamos al principio de este artículo, puede entrenarse y practicarse. Para ello, es importante tomar consciencia de los momentos en los que hemos cometido algún error de escucha durante la conversación. Algunos de los errores más comunes pueden ser: ofrecer ayuda de forma prematura antes de que la otra persona la haya pedido, interrumpir constantemente, invalidar lo que la otra persona nos está diciendo o contar nuestra historia cuando la otra persona está contando la suya. Esto último a menudo se confunde con un ejercicio de empatía. En realidad lo que estamos consiguiendo es redirigir el foco de atención de la conversación hacia nosotros mismos.
  • Mejora tu capacidad empática. Colaborar en alguna entidad como voluntario es un excelente ejercicio para mejorar la empatía. Otras actividades, como imaginar que tú eres la otra persona, o que te está sucediendo lo mismo, también son interesantes de cara a desarrollar una actitud más empática. Además, en lo que a comunicación verbal se refiere, debemos tener en cuenta que el tono de voz o el ritmo de nuestro interlocutor puede provocar una desconexión en nuestra capacidad atencional (personas que hablan muy rápido o muy despacio). Entrenar nuestra paciencia y capacidad atencional manteniendo un tono de voz pausado y neutro es un gran ejercicio para evitar esto.
  • Ten en cuenta qué comunicas con el lenguaje no verbal. El mirroring es el reflejo automático de las expresiones faciales o las posturas que adopta nuestro interlocutor. Por ejemplo, si alguien nos está contando algo muy sorprendente es fácil que ambos tengamos los ojos muy abiertos (en señal de sorpresa o incredulidad ante el mensaje). Cuando alguien baja la voz para contarnos algo es fácil encontrarnos con que estamos inclinando nuestro cuerpo en dirección a esa persona, como señal de intimidad y confianza.

Muy poca gente escucha con la intención de entender, solo escuchan con la intención de responder.

Stephen Covey

Gracias por visitar el blog de la clínica Mentsalud de Murcia.

MentSalud
MentSalud
Clínica de Psicología y Psiquiatría MENTSALUD. Disponemos de un equipo de profesionales multidisciplinar: psicólogos, psiquiatras y neurólogos. Situada en pleno centro de Murcia, disponemos de unas extensas instalaciones para tratar a nuestros pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *