La personalidad desde los estados del Yo: Padre, Adulto y Niño

como controlar los ataques de ira
Cómo aprendo a controlar los ataques de ira
26 octubre, 2020
Rapport
Qué entendemos por Rapport y por qué es tan importante:
3 noviembre, 2020
Mostrar todos
Modelo PAN personalidad

Desde el Análisis Transaccional, el autor Eric Berne concretó un modelo teórico de explicación de la personalidad desde los estados del Yo. Este modelo se basaba en tres estados básicos: el Padre, el Adulto y el Niño.

Para empezar a explicar esta teoría, debemos empezar por definir qué es un estado del Yo. Según Berne, un estado del Yo es un patrón coherente de sentimiento y experiencia relacionado con el patrón coherente de conducta que corresponde. Es decir, cada estado del Yo se define por una combinación de sentimientos y experiencias que se dan juntos de manera consistente.

El Padre, el Adulto y el Niño

El estado del Yo Padre tiene que ver con la moral, lo ético, lo correcto en cada momento. Desde que somos unos niños nos han enseñado lo que se puede y no se puede hacer, lo correcto e incorrecto. Este estado del Yo se ve profundamente influenciado por los progenitores, tutores y maestros de nuestra infancia. Es decir, por aquellas figuras de autoridad que marcaron los límites y definieron lo que está bien y lo que está mal.

El estado del Yo Niño es la parte de nuestra personalidad y conducta más influenciada por el entusiasmo, los deseos, los impulsos. Aunque también se ve enormemente afectada por nuestra inseguridad, la crueldad, el egoísmo. No obstante, contrariamente a lo que se podría pensar, el Yo Niño debe salir a divertirse. Reprimirlo puede provocar un desarrollo negativo en nuestra parte Adulta.

El estado del Yo Adulto podría definirse como una confluencia de los dos estados anteriores. Es el estado racional. Es la parte que reacciona y actúa de una forma más realista, ya que tanto el estado del Padre como del Niño se ven influenciados por las emociones y las reacciones innatas o automáticas.

Un ejemplo práctico para entender los estados del Yo

De camino al trabajo, Alfonso toma la ruta por carretera de siempre, consciente de que el tráfico a esas horas suele ser terrible. Cuando va a incorporarse a una rotonda, otro coche se salta una señal de ceda el paso y casi le golpea, por lo que Alfonso comienza inmediatamente a despotricar “¡A algunos no deberían de haberles dejado sacarse el carné!”. Esta reacción automática se basa en el estado del Yo Padre. Cuando Alfonso era un niño, observaba frecuentemente a los adultos de su alrededor actuar de esta manera mientras conducían.

Alfonso no ha podido terminar a tiempo una presentación para su jefe y, de alguna forma, comienza a experimentar los recuerdos de castigos en su infancia (el profesor que le castigaba sin recreo por no haber realizado los deberes). Por supuesto, comienza a sentir miedo y temor a la reacción de su jefe (igual que en su infancia experimentó estas emociones ante la reacción de su profesor). Los recuerdos de estas experiencias infantiles de Alfonso, al igual que los sentimientos que los acompañan, se podrían catalogar como pertenecientes al estado del Yo Niño de Alfonso.

Nuestro protagonista llega a su trabajo experimentando un leve temblor en las manos, fruto de su estado del Yo Niño. No obstante, conforme se va acercando la hora de la presentación, comienza a pensar “Llevo trabajando diez años en esta empresa y nunca me he llevado una bronca de mi jefe… Posiblemente comprenda que no he tenido tiempo de terminar la presentación por la gran cantidad de proyectos en los que he estado ocupado. Es un hombre razonable y de hecho, tenemos una buena relación. Debería de hablar con él antes de reunir al equipo y explicárselo tranquilamente. He hecho todo lo que he podido”. Esta reflexión es más propia del estado del Yo Adulto de Alfonso. De hecho, podríamos decir que la capacidad de “relativizar” los problemas y situaciones es propia de este estado.

Gracias por visitar nuestro artículo sobre el modelo de los estados del Yo: Padre, Adulto y Niño.

MentSalud
MentSalud
Clínica de Psicología y Psiquiatría MENTSALUD. Disponemos de un equipo de profesionales multidisciplinar: psicólogos, psiquiatras y neurólogos. Situada en pleno centro de Murcia, disponemos de unas extensas instalaciones para tratar a nuestros pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *