¿Qué son los celos infantiles?

El valor de la neurología.
13 febrero, 2019
CARACTERÍSTICAS DE LOS NIÑOS CON BAJA Y ALTA AUTOESTIMA
27 febrero, 2019
Mostrar todos

Los celos infantiles son un comportamiento afectivo defectuoso a través del cual el menor expresa su temor a perder a las figuras de apego. Esto surge ante amenazas, reales o no, que los niños perciben en relación a la vinculación afectiva con su madre. Suelen aparecer a partir del año y medio de vida y pueden prolongarse hasta los 7 años. Se sabe que es mas frecuente en los niños que en las niñas y, normalmente, suele desaparecer espontáneamente. Por lo que, en muchos casos, se trata de una conducta celosa episódica.

Hasta cierto punto, los celos pueden ser una repuesta normal ante el miedo a la pérdida del amor materno. Algunos rasgos de la personalidad del niño, por ejemplo la inseguridad, son mas favorables a la aparición de los celos.

Es importante no confundir la rivalidad entre hermanos con los celos. La rivalidad es un comportamiento variable, al contrario de lo que sucede en los celos. Esto quiere decir que hay etapas en las que los hermanos se pelean o discuten mucho entre ellos y otras en las que su relación es mucho mas cordial.

Por otro lado, es difícil diferenciar entre la envidia y el comportamiento celoso. Para que se den los celos, es necesario que antes el niño haya experimentado el cariño de otra persona, ya que lo que caracteriza el comportamiento celoso es, precisamente, el miedo a perder el cariño del otro. Sin embargo, el niño envidioso lo que experimenta es el deseo de tener lo que otros tienen y a él le falta: un determinado afecto. A pesar de estas diferencias, en la vida cotidiana es muy fácil que los niños pasen de un sentimiento a otro.

 

¿Cuáles suelen ser las causas?

• La causa mas frecuente suele estar relacionada con las variaciones de las conductas de apego (mirar, tocar, acariciar, hablar con el niño…). Es decir, que la frecuencia de estas acciones disminuyan.
• El nacimiento de un hermanito/a puede ser motivo suficiente para que aparezcan celos infantiles. Pero por si solo no necesariamente tiene que ser la causa del comportamiento celoso.
• La interacción que se establece entre madre e hijo puede facilitar la aparición y desarrollo de los celos infantiles. Por ejemplo ciertas conductas como: “si no comes, no te quiero” o “ a María la quiero mas que a ti, porque ella es buena y tú malo”.
Fomentar la rivalidad sin ser conscientes de ello. Cuando el niño es comparado con alguno de sus hermanos, primos o amigos, infravalorado o devaluando algún rasgo o habilidad.

 

 

MentSalud
MentSalud
Clínica de Psicología y Psiquiatría MENTSALUD. Disponemos de un equipo de profesionales multidisciplinar: psicólogos, psiquiatras y neurólogos. Situada en pleno centro de Murcia, disponemos de unas extensas instalaciones para tratar a nuestros pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies