Uno de los casos más famosos de la Neurociencia: H.M., el hombre que era incapaz de recordar

Ramón Villaverde
Prosopagnosia o la incapacidad de reconocer tu propio rostro
17 diciembre, 2020
INSOMNIO
Parálisis del sueño o sonambulismo. Conoce algunos de los trastornos del sueño más comunes.
25 diciembre, 2020
Mostrar todos
Amensia anterógrada

Durante gran parte de su vida, Henry Molaison fue conocido como H.M., con el fin de proteger su privacidad. Con 9 años, H.M. fue atropellado por un ciclista en su barrio, sufriendo un fuerte traumatismo craneoencefálico. Tras el accidente sufrió graves convulsiones, aunque debido a la falta de medios de la época los médicos no podían averiguar exactamente qué había cambiado en el cerebro del niño (eran los años 30). Con 27 años, H.M. se presentó en la consulta del neurocirujano William Beecher Scoville ya que muy a menudo perdía el conocimiento y continuaba sufriendo convulsiones verdaderamente graves, lo que le imposibilitaba trabajar o llevar una vida normal. Scoville probó multitud de tratamientos y finalmente llevó a cabo una lobectomía temporal, extirpando parte de la región hipocampal. Efectivamente, los ataques epilépticos pudieron ser controlados pero el procedimiento cambió la vida de H.M. para siempre: era incapaz de formar nuevos recuerdos.

Tras la cirugía, H.M. era capaz de recordar sucesos de su vida hasta sus 27 años, pero era incapaz de almacenar la nueva información. Este paciente trabajó con multitud de profesionales hasta su fallecimiento en el año 2008. Una de las psicólogas que mantuvieron una relación cercana con él fue la doctora Brenda Milner. Milner declaraba que H.M. siempre fue una persona amable, cercana y cálida, a pesar de que en todos sus encuentros se presentaban como si nunca se hubieran conocido. Milner utilizó multitud de pruebas y ejercicios para trabajar e investigar los límites de la malograda memoria de H.M. y obtuvo hallazgos muy interesantes. H.M. podía mejorar su capacidad para desempeñar pruebas manuales ensayo tras ensayo, aunque nunca recordaba haber realizado esa prueba previamente.

Gracias a su activa colaboración en las pruebas se obtuvo mucha información sobre la amnesia y sobre el funcionamiento del propio cerebro. Por ejemplo, se llegó a la conclusión de que el lóbulo temporal no era el último lugar donde se almacenaban los recuerdos. Al principio los recuerdo se integran y se reorganizan en algunas estructuras de tipo subcortical (lóbulo temporal), pero conforme pasa el tiempo, este aprendizaje se consolida en otras estructuras corticales. Además H.M. era capaz de realizar correctamente pruebas de inteligencia y capacidad intelectual, por lo que se dedujo que algunas funciones memorísticas como el almacenamiento a corto plazo o el almacenamiento de palabras y fonemas, no se vieron perjudicadas. También se observó que este paciente era perfectamente capaz de memorizar 3 dígitos repitiéndolos continuamente durante unos 15 minutos, pero si se distraía perdía esta información.

Henry Molaison falleció el dos de diciembre de 2008, aunque pasó su vida anclado en el año 1953, debido a la grave amnesia anterógrada que padecía. No obstante, este paciente cambió el rumbo de la neurociencia y su incalculable colaboración en multitud de experimentos y pruebas ayudó a los científicos a encontrar respuestas sobre el cerebro para, en un futuro, poder ayudar a otras personas.

MentSalud
MentSalud
Clínica de Psicología y Psiquiatría MENTSALUD. Disponemos de un equipo de profesionales multidisciplinar: psicólogos, psiquiatras y neurólogos. Situada en pleno centro de Murcia, disponemos de unas extensas instalaciones para tratar a nuestros pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *