La ambivalencia: El dilema del cambio. “Quiero, pero no quiero”.