Qué es la visión catastrofista y cómo combatirla

Conspiración del silencio y síndrome de la botella de champán
Conspiración del silencio y Síndrome de la botella de champán
28 enero, 2021
El papel del psicooncólogo en el proceso de enfermedad
4 febrero, 2021
Mostrar todos
Marta Rubio, Psicóloga de Clínica MentSalud

La persona con visión catastrofista a menudo emplea estas y otras expresiones parecidas, más como convicción personal que como augurio.

  • Si algo puede salir mal, saldrá mal
  • Seguro que hay algo que no sale como debería
  • Por mucho que me esfuerce siempre me equivoco en algo
  • Para qué voy a hacer esto, si seguramente salga mal
  • “¿Y si todos se enfadan conmigo y me quedo solo/a?”

En realidad, la visión catastrofista es una de las muchas distorsiones cognitivas que el ser humano emplea en el pensamiento. Existen personalidades específicamente tendentes al catastrofismo, si bien todos podemos poner en práctica esta distorsión en algún momento. Por ejemplo, si un lunes empezamos la semana con mal pie y automáticamente creemos que el resto de la semana seguirá la misma línea. No obstante, las personalidades catastrofistas tienden a experimentar síntomas recurrentes como preocupación intensa, ansiedad, estado de ánimo depresivo, entre otros.

Qué hacer para combatir la visión catastrofista

En primer lugar, es importante ser consciente de qué pensamientos son catastrofistas y cuáles no. A menudo funciona expresar estas creencias en voz alta, incluso plasmarlas por escrito para realizar un análisis objetivo de estos pensamientos. También puede ser de utilidad establecer porcentajes de probabilidad basándonos en datos objetivos, tal y como hacemos en el siguiente ejemplo.

Ejemplo de visión catastrofista:

María suele experimentar ansiedad cuando debe coger el coche para ir a trabajar. Su lugar de trabajo se encuentra a 60 kilómetros de distancia y debe salir de casa a las seis de la mañana, por lo que suele encontrarse con muy pocos coches en la carretera. Esta mañana ha comenzado a ser consciente de que estaba empleando de nuevo la visión catastrofista con pensamientos como “Si tengo un accidente tardarán mucho en encontrarme porque apenas pasan coches”, “Seguro que tengo más probabilidades de morir porque el hospital más cercano está a 40 kilómetros”, “¿Y si me duermo y la que provoca el accidente soy yo misma?”, entre otros. No obstante, decide para un momento y antes de coger el coche escribe las probabilidades reales en forma de porcentaje de que le suceda algo malo mientras conduce. De esta forma, llega a la conclusión de que precisamente por haber poco tráfico a esa hora tiene menos posibilidades de tener un accidente (10% de probabilidad de que suceda). También piensa que respetando la velocidad máxima y manteniéndose despierta durante todo el camino escuchando la radio, no tiene por qué tener sueño, ya que nunca se ha dormido conduciendo (15% de probabilidad de que suceda). Tras este análisis objetivo de la situación, realiza un ejercicio de respiración diafragmática para calmarse y coge el coche como todas las mañanas hacia su lugar de trabajo.

Este ejercicio que ha realizado María es un análisis objetivo de probabilidades.

No obstante, también podemos encontrarnos con otras situaciones en las que sea difícil poner en práctica este ejercicio. Utilizar el “¿Qué es lo peor que podría pasar?” también puede ayudarnos a despejar esta visión catastrofista, como en el siguiente ejemplo.

Ejemplo:

Luis tiene que dar una charla en su antigua universidad, ante más de 200 personas. Trata este tema con su psicoterapeuta, ya que le preocupa quedarse en blanco o darse cuenta de que la gente se está aburriendo. La psicóloga le pregunta qué es lo peor que podría pasar en caso de que las personas asistentes realmente no estén interesadas en la charla de Luis. Tras meditarlo unos momentos, Luis contesta que lo peor que puede pasar es que no vuelvan a llamarle para dar otra charla. Ante esta respuesta, la psicóloga le pregunta de nuevo qué es lo peor de esa situación. Luis se ríe y contesta “Lo peor que podría pasar es no volver a preocuparme por dar una charla de nuevo”. Tras reflexionarlo unos instantes, Luis se da cuenta de que este es un momento más en su carrera, no necesariamente significativo, lo que le proporciona cierta relajación a la hora de afrontarlo.

Gracias por leer nuestro artículo sobre la visión catastrofista y formas de combatirla de MentSalud.

MentSalud
MentSalud
Clínica de Psicología y Psiquiatría MENTSALUD. Disponemos de un equipo de profesionales multidisciplinar: psicólogos, psiquiatras y neurólogos. Situada en pleno centro de Murcia, disponemos de unas extensas instalaciones para tratar a nuestros pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *